Las 4+1 patas de mi estilo de vida

Para explicar mi estilo de vida lo dividiré en 5 puntos, los 4 pilares de la salud + el equilibrio, la clave de todo.

Mi entrenamiento y actividad física

Como ya sabes soy un gran defensor del entrenamiento de fuerza, funcional y con nuestro propio peso corporal, y por tanto, predico con el ejemplo.

Todos los días por la mañana “me tomo” la Píldora Matutina (la dosis mínima de movimiento diario) que se basa en una secuencia de unos 20min que sirve como activación muscular y trabajo de flexibilidad y movilidad articular, y me aporta ese “chute” de energía positiva que me permite afrontar el día con más garantías.

Por las tardes de lunes a jueves realizo entrenamientos de fuerza normalmente en casa. Normalmente los lunes y los jueves Full Body, donde combino los ejercicios de fuerza para que también haya trabajo de resistencia cardiovascular, y los martes y los miércoles hago sesiones más específicas un día de los músculos del tren superior y otro del tren inferior.

entrenar en casaTodo ello lo comparto en directo en el Gimnasio Indomable, para que quien quiera entrenar conmigo también pueda hacerlo desde su casa, y donde evidentemente intento adaptar cada ejercicio a las necesidades de cada uno.

Y los fines de semana normalmente es cuando aprovecho para subir montañas, nadar en el mar, hacer rutas en bicicleta o simplemente desconectar con caminatas por la naturaleza.

Mis hábitos alimentarios

No me gustan las etiquetas. Ni vegano ni paleo ni hago la dieta del “no se qué”.

Mi forma de alimentarme la he ido variando a lo largo de los años, siempre intentando experimentar y ser consciente de qué alimentos y horarios le sientan mejor a mi cuerpo.

No lo pongo aquí para que nadie la imite. ESTO ES MI DIETA. La que de momento me sienta mejor A MÍ. Y la que quizá vaya variando en el futuro porque mi cuerpo vaya cambiando o descubra y aprenda cosas nuevas.

Yo animo a todos a ser conscientes e ir probando para encontrar la forma de alimentarse que mejor le siente a cada uno. Cada persona es UN MUNDO, y su microbiota también!

Alimentos

Mi dieta se basa en frutas y verduras, tubérculos y cereales como el arroz y la quinoa, huevos (2 al día), lácteos fermentados, carnes y pescados, frutos secos y el oro líquido (aceite de oliva virgen extra).

No como (de forma habitual) trigo, leche, legumbres (porque no me sientan bien) y evidentemente nada de alcohol, bollería, fritangas, ultraprocesados, etc. Pero bueno eso ya lo sabe todo el mundo, ¿no?

¿Qué bebo?

Agua, café, té e infusiones. Evidentemente sin endulzarlo con azúcar ni otras historias varias. Algunas infusiones ya son dulces si por ejemplo llevan anís, canela, hojas de stevia, algarroba, etc.

Nada de bebidas carbonatadas ni en su versión «cero», ni zumos de frutas… (La fruta se mastica).

¿Cómo cocino?

Esto es uno de los errores más comunes de muchas dietas. Hay que cocinar lo más limpio posible intentando alterar lo menos posible las propiedades de los alimentos. Yo casi siempre me cocino al vapor o a la plancha, y en invierno tiro más de cocidos y en verano más de ensaladas.

Horarios

Suelo hacer ayuno intermitente, porque me sienta genial, soy más productivo y me siento muy cómodo practicándolo. Normalmente des-ayuno al mediodía, sobre las 14h, luego como un poco de fruta y frutos secos a media tarde y ceno sobre las 21h después de entrenar.

Sueño, desconexión y descanso

La calidad del sueño y la desconexión del ajetreo diario para mi es algo vital. Además, en mi trabajo necesito contagiar esa energía necesaria para que la gente entrene y sea positiva, por lo que necesito los depósitos de energía y paciencia lo más llenos posible.

Todo el mundo sabe de la importancia del descanso y la gestión del estrés para gozar de un buen estado de salud. Son muchos también los que conocen la teoría… Pero cuando te ves dentro del espiral, es bastante difícil salir de éste…

Así que a mi siempre me gusta marcarme acciones concretas para saber si voy por el buen camino o estoy navegando a la deriva… Y animo a todo el mundo a que se marque unas cuantas adaptadas a sus circunstancias de vida.

Éstas son las acciones (adaptadas a mis circunstancias) que realizo para mejorar la calidad del descanso y la gestión del estrés:

  • Desconectar del exterior (sobretodo del móvil e internet) de 22h a 9h aprox.
  • Cenar lo antes posible y ponerme a leer con una infusión mientras hago la digestión antes de acostarme.
  • Vivir con el Sol. Levantarme y acostarme cuando Él lo hace (evidentemente con matices según la época del año).
  • Meditar aunque sea 5 minutos y echarme una mini-siesta cada día después de comer.
  • Comer pensando en los alimentos que estoy comiendo (parece fácil, verdad?), sin televisión ni móviles.
  • Elegir los alimentos pensando en mi digestión.
  • Entrenar regularmente.
  • No mirar pantallas 2 horas antes de acostarme.
  • Exposición solar durante el día en invierno (en verano es común).
  • Conectar con la naturaleza: mar o montaña mínimo una vez por semana.
  • Dormir con la máxima oscuridad posible por la noche.
  • Practicar la mentalidad indomable, el enfoque positivo, ser agradecido, estar conscientemente en el presente y no pre-ocuparme: ocuparme SOLO de lo que depende de mí, aquí y ahora.

Tiempo libre y aficiones

En mi tiempo de ocio intento que las actividades que realizo no solamente me aporten distracción y placer para “matar” el tiempo y desconectar… Trato de buscar actividades que no perjudiquen mi salud a largo plazo y que igualmente me produzcan placer, sobretodo a nivel mental/emocional.

estilo de vidaAdemás, soy de naturaleza competitiva… o mejor dicho… muy competitiva… por lo que también busco actividades que además de divertirme, me ayuden a saciar esas ganas de competir, ya sea conmigo mismo o con otras personas.

Estas actividades son deportes como la natación, el ciclismo o el baloncesto.

El ciclismo

Soy un gran aficionado al ciclismo profesional y sigo muy de cerca las grandes competiciones a nivel informativo, e incluso me escapo a ver algunas etapas “in situ” cuando el calendario y la logística me lo permiten. ¿En qué deporte puedes tener a los mejores del mundo a un palmo de distancia mientras están compitiendo a 190ppm? ¿En qué deporte puedes practicar en el mismo escenario que lo harán los profesionales un par de horas después? ¿Y de paso en parajes naturales espectaculares?

El Baloncesto

Este deporte ha marcado mi vida en todos los sentidos. Lo he practicado desde los 5 años hasta la actualidad. A los 33 cambié el baloncesto 5c5 por el 3×3, una modalidad que en mi opinión, es mucho más dinámica y divertida, ya que se juega en una sola canasta y juegas con solo 2 compañeros más en pista, por lo que participas mucho más en el juego.

El «coleccionismo».

Colecciono islas, picos y lagos. 😉

¿Y de hobbies sedentarios?

Pues relacionados con los anteriores: Leer sobre crecimiento personal, biografías de grandes personajes, etc. y ver series y pelis de historias de superación, de civilizaciones antiguas, de acción, de deportes, o con tramas que te hagan reflexionar o simples documentales de la naturaleza.

Y en vez de jugar a Videojuegos, juego a actualizar mis webs y mis blogs…

¿A caso en los videojuegos no estás pensando en cómo crear un imperio, o entrenar a un personaje, o en fichar a los mejores jugadores en tu juego de futbol…? Pues yo pienso y escribo sobre mis proyectos y los gestiono, hecho que me permite también relacionarme y conocer a más personas.

El equilibrio

El equilibrio y la moderación son la clave.

Tanto en el entrenamiento, como en la alimentación y el descanso, todo en su justa medida. Los extremos nunca son buenos, ni por exceso ni por defecto.

  • Entrenar está muy bien si las cargas y las intensidades son adaptadas a tus necesidades.
  • Comer limpio está muy bien, pero hay que encontrar el equilibrio para no perjudicar tu salud y poder socializarte y disfrutar de la comida.
  • Descansar está muy bien, pero hay que analizar qué tipo de descanso necesito y si es suficiente o demasiado.

Hay que ser conscientes de qué cantidad de cada cosa nos interesa y luego tomar las medidas necesarias para cumplirlo.

En mi caso lo que más me funciona es ponerme algunas «reglas»:

La de Sant Joan a Santa Tecla. Ver aquí.

Eso lo hago para facilitarme la toma de decisiones en mi vida social y las fiestas.

Por ejemplo, de Santa Tecla a Sant Joan (9 meses) sin tomar nada de alcohol, y durante los 3 meses restantes me permito algunas cervecitas o combinados. Eso también lo hago para el trabajo, donde intento de Sant Joan a Santa Tecla (3 meses) no trabajar los fines de semana.

La del 10% semanal.

Es decir, si en una semana hago 3 comidas diarias suman 21 entre los 7 días de la semana, por lo que me limito a 2 comidas semanales la ingesta de comida «placentera» para el paladar, pero perjudicial para la salud.

Por ejemplo con la comida que me gusta pero es basura para el cuerpo intento limitármela a 2 ingestas semanales, ¡y con moderación!

Pero ya te digo que eso es mi equilibrio, ya que ahora mismo estoy contento por ejemplo con mis niveles de grasa corporal. Pero si quisiera dar un pasito más, debería exigirme también un poquito más como es obvio. Cada persona es un mundo, así que analiza tus tentaciones y equilíbralas para que no entorpezcan el camino hacia tus objetivos.