Me vuelven a llamar raro

No sé si a ti también te pasa, pero yo en verano socializo y hablo con más gente fuera de mi entorno de lo habitual.

Ya sabes.

Que si playeos, tardeos, montañeos, terraceos, fiesteos…

Incluso paseando al perro la gente va un poco más tranquila y dispuesta.

Bien.

El caso es que cuando conoces a alguien, una de las primeras cosas de las que se habla es de a lo que se dedica cada uno.

Es una parte importante para conocer a la persona.

Entonces,

cuando me lo preguntan a mí,

para no complicarme la vida,

digo que soy entrenador personal y ya está.

“-Ah, ¿y en qué gimnasio estás?”

No, no, en ninguno… yo entreno en mi casa y enseño a mis clientes a entrenar en la suya.

“-¿Cómo?”

Pues con algunos voy a su casa, pero con otros lo hago online.

“-¿Online?”

Sí, online.

(A partir de ahí solo sigo explicando cuando veo que hay interés real en saber más).

Entonces es cuando les hablo del Gym Indomable,

y de que en realidad,

no me dedico solamente a entrenar,

sino que también me dedico a lo más importante, al entrenamiento invisible (todo lo que haces cuando no entrenas).

Y claro…

No hay mucha gente que escriba cada día un diario personal, un correo y un mensajito, y se grabe entrenando para que le acompañen a entrenar y cuidar sus hábitos.

Vamos…

Yo no conozco a otro profesional  que lo haga de esta manera.

Varias de las cosas por separado sí.

Pero todas juntas no.

No conozco a nadie que exponga su día a día de esta manera…

… Solo me falta grabarme en las comidas y las duchas frías.

Pero eso ya es algo más privado… (lo de comer y cenar acompañado digo… lo de las duchas no me importa).

Bueno… que me lío.

El tema es que luego me siguen preguntando cosas acerca de mis hábitos…

y en seguida ven que mi mentalidad es bastante peculiar.

Digo peculiar porque a unos les parece especial,

y a otros muy rara.

Entonces, la media es “peculiar”.

El otro día una persona me dijo que era muy raro.

Pero que bueno, que suponía que por mi trabajo era normal porque los entrenadores personales debíamos ser así o asá.

Entonces yo sonreí…

Y le expliqué…

“-Bueno, mira… supongo que entreno regularmente porque soy entrenador personal, te lo compro, (aunque conozco a varios entrenadores que no entrenan y tienen sobrepeso)… Pero no soy escritor y escribo cada día… No soy nutricionista y cuido mi alimentación… No soy psicólogo pero observo mi mente y aprendo de mis emociones. No soy antropólogo pero estudio las necesidades de la naturaleza humana. No soy un crítico de obras literarias pero leo a menudo… No soy un maestro filósofo pero reflexiono cada día… etc..)”.

… No soy Buda pero me gusta vivir tranquilo.

Hace tiempo que dejé de priorizar el entrenamiento,

y empecé a integrar muchísimos aspectos relacionados con el cuidado de la salud física y emocional…

… primero en mis hábitos… y luego en los de mis clientes.

Entrenar está muy bien.

Pero lamento comunicarte que con eso solo no es suficiente.

Si entrenas bien, pero tu estilo de vida es una mierda…

Pues eso…. Todo mierda.

Hay que aprender a llevarse bien con el entrenamiento y con el resto de hábitos que nos convienen.

Hay que aprender a forjar un estilo de vida saludable que sea SOSTENIBLE.

¿Qué es el Gym Indomable?

Pues eso.

Una movida rara en la que vas aprendiendo aspectos relevantes sobre el entrenamiento invisible, poco a poco, y donde de paso, también aprendes a entrenar en casa con tu propio cuerpo.

Todo esto con el ejemplo de un profesional como referencia… para que no te despistes y puedas preguntarle cualquier duda.

En caso de interés en acompañarme y que nos cuidemos juntos…

Mira aquí:

Gym Indomable.

Gran día.


Únete a todas las personas que reciben consejos sobre hábitos y estilo de vida.