ComodonesPerder grasa

El motivo real por el que no pierdes grasa

Adelgazar, definir los músculos, bajar la barriga, tonificar, marcar las abdominales, tener piernas delgadas, poner los glúteos duros… No sé, hay muchas formas de decirlo y las he oído de todos los colores, pero aunque parezcan objetivos distintos, todos se consiguen haciendo lo mismo:

Quemando la grasa que te sobra.

Para perder grasa se necesita estar en déficit calórico. NO HAY MÁS. Que la cantidad de calorías que entran por tu boca sean menos de las que tu cuerpo gasta para generar energía y moverse.

Si estás en déficit calórico y no pierdes grasa, es que NO estás en déficit calórico.

A partir de aquí se pueden hacer muchos matices para que esa pérdida de grasa se produzca de una manera saludable:

  • Consumir alimentos, no comida… (¿Comes o te alimentas?)
  • Entrenar la fuerza. (Super importante)
  • Estar bien hidratado con agua, frutas y verduras.
  • Moverse mucho.
  • No consumir bollería ni productos ultra-procesados.
  • No beber alcohol ni bebidas carbonatadas.
  • Que el descanso sea suficiente y de calidad.

Hasta ahora no te he dicho nada o casi nada nuevo, ¿no?

¿Pero por qué le cuesta tanto a la gente perder grasa?

Te lo diré de una forma muy sencilla: Porqué somos unos Comodones.

Entre las características que definen a un Comodón no está la ignorancia… El problema está en la forma de pensar. Ahí es donde afecta realmente el virus de los comodones.

El MOTIVO REAL por el que no consigues adelgazar, bajar la barriga, marcar abdominales, definir tus músculos, etc. es porqué nuestro entorno ha cambiado tanto que para perder grasa hay que nadar en cierta manera contra corriente. Ahora lo tenemos más complicado que antes.

Nuestro tipo de trabajo y nuestro ocio suele ser cada vez más sedentario.

Pasamos muchas horas sentados en una oficina y la forma que tenemos para socializarnos y desconectar es cambiar las sillas del trabajo por las butacas del cine o sillas de bares y restaurantes. Si a esto le sumamos los malos hábitos alimentarios debidos a la comida cada vez más adictiva que venden en los supermercados o nos sirven en los restaurantes, es imposible que un Comodón se pueda resistir.

Otro de los problemas es que la industria y las grandes empresas saben nuestros puntos débiles y nos lo ponen aún más complicado. No paran de trabajar en productos y servicios para «facilitarnos» la vida y que nos «aComodemos» aún más. Un flaco favor para nuestra salud y nuestro objetivo de perder grasa.

¿La solución?

Está en la cabeza… Primero de todo ser conscientes de todo aquello que nos «mal-nutre» y nos «acomoda» innecesariamente, y a partir de allí tener carácter para cambiar esos hábitos nocivos.

Es decir, no permitir que la corriente «cómoda» te lleve: ¡Ser INDOMABLE!

¿Quieres saber cómo ser «indomable»? Descarga gratis Los 10 Mandamientos.

¿Qué somos? ¿Comodones o indomables? 😉