ComodonesEstilo de vida

Si pasas mucho tiempo sentado esto te interesa

Estar sentado es algo aparentemente inofensivo, pero si abusamos de ello, condiciona nuestra salud física y mental mucho más de lo que pensamos.

La sociedad ha cambiado mucho más rápido que nuestra genética. Hoy en día casi todo está pensado para hacerlo sentados, pero nuestro cuerpo y metabolismo siguen esperando movimiento. Lo necesitan para que todo funcione correctamente.

No es el hecho de sentarse lo perjudicial. Es la cantidad de tiempo que pasamos sentados lo que importa. Recuerda que como en todo, «LA DOSIS HACE EL VENENO».

En la escuela ya nos educan de esta manera, obligándonos a estar sentaditos escuchando y si en clase alguno se levanta ¡castigado! Parece que el niño bueno es el que permanece más tiempo tranquilo y sentado, ¡pero no es lo natural! Un niño necesita movimiento. ¡El cuerpo se lo pide!

Es normal que luego de adultos no sepamos estar de otra forma más que sentados. Tenemos el chip que nos anima a movernos desactivado. Ya no sentimos esa necesidad, pero el cuerpo sigue necesitándolo.

Es curioso que cuando estamos cansados de estar trabajando sentados 8 horas seguidas, llegamos a casa y «necesitamos» sentarnos en el sofá ¡porque estamos rebentados! Es un círculo vicioso del que cuesta salir…

Problemas y riesgos de pasar mucho tiempo sentado

  • Glúteos inhibidos y acortamiento de isquios y psoas. Falta de movilidad de cadera y pelvis, y problemas en la zona lumbar de la espalda.
  • Musculatura dorsal y cervical más rígida y atrofiada. Dolores de espalda y migrañas/dolor de cabeza.
  • Pobre oxigenación del cerebro. Peor capacidad de concentración y rendimiento mental. Déficit de atención y peor capacidad para tomar buenas decisiones.
  • Más probabilidad de sufrir el Síndrome Metabólico (aumento de la presión arterial, niveles altos de azúcar en sangre, exceso de grasa corporal alrededor de la cintura y niveles anormales de colesterol).
  • Mayor riesgo de sufrir osteoporosis.
  • Mala circulación sanguínea. Aumenta el riesgo de muerte por enfermedad cardiovascular y cáncer.
  • Más facilidad para tener sobrepeso y mayor riesgo de obesidad y diabetes.
  • Menos optimismo. Más ansiedad y depresión. Peores relaciones sociales.

En un análisis de 13 estudios sobre el tiempo que se permanece sentado y los niveles de actividad física se encontró que quienes permanecieron sentados durante más de ocho horas por día sin actividad física tenían un riesgo de morir similar a los riesgos de morir causados por la obesidad y el tabaquismo.

Conclusión

Mi intención no es alarmarte, sino concienciarte de que no estamos hechos para vivir sentados. Necesitamos movimiento para que todo fluya y funcione correctamente. Las personas que lo entienden y actúan en función de ello son más felices y tienen mejor calidad de vida. ¿Recuerdas el primer y tercer mandamiento?

Esto pasa con todo. Si utilizas un objeto para algo por lo que no está diseñado, es de esperar que su rendimiento no sea óptimo y que se estropee antes de tiempo, ¿no? Lo mismo nos pasa a nosotros. No fuimos creados para pasar tanto tiempo sentados…

#despiertaymuévete

¿Y por qué nos empeñamos en sentarnos constantemente? Muchas veces lo hacemos incluso por inercia, sin pensarlo…

Ya hemos hablado varias veces del virus de los comodones y su propagación. Hoy en día si trabajas sentado y te levantas cada 30min para estirarte un poco parece que estás loco o eres un mal educado, o como mínimo tienes que justificarte diciendo que lo haces por salud… Los comodones quieren que todos seamos como ellos para sentirse mejor.

¿Soluciones?

En el próximo post hablaremos sobre qué deberías hacer si trabajas o pasas muchas horas sentado y aportaremos estrategias para prevenir o minimizar sus efectos. ¡Hasta la próxima indomable! 🙂