Perder grasa

El mejor quemagrasas es el descanso

By 13 octubre, 2020 octubre 26th, 2020 No Comments
quemagrasas

Deja de buscar y gastar dinero en productos «quemagrasas». Lo más importante para adelgazar, perder grasa abdominal o llámalo como quieras… e incluso para tonificar y ganar masa muscular es mejorar la calidad de tu descanso, y te voy explicar porqué.

Para que lo consigas, es muy importante que lo entiendas y cambies el enfoque

Nota importante: Si estás impaciente y quieres leerlo todo en diagonal y entenderlo en 2 segundos, ya vamos mal… Ese es uno de los motivos por los que buscamos «quemagrasas». Si puedes tranquilizarte y leer este artículo con atención será más fácil que lo entiendas. 🙂

Una intro rapidísima

Hoy en día en los países desarrollados tenemos los mayores índices de sobrepeso y obesidad de nuestra historia, y la tendencia aún es peor.

¿Por qué?

No me quiero enrollar, pero es muy importante que entiendas antes un concepto: La diferencia entre síntomas y raíz del problema.

Seguramente estarás pensando: Claro, yo ya lo entiendo, el síntoma es el sobrepeso y la raíz del problema es la mala alimentación o el sedentarismo, por ejemplo. Y sí, te doy la razón. Pero…

Hay que ir más allá.

La mayoría buscan las soluciones mejorando su alimentación y llevando un estilo de vida más activo o entrenar de forma regular, y sí… Eso está muy bien. Pero…

Aún hay que ir más allá.

Si tienes unos hábitos que te han llevado a acumular unos niveles de grasa no-deseados seguramente será por tus circunstancias de vida, no por gusto.

Comprar un quemagrasas que te «quemara la grasa» de verdad tampoco solucionaría nada a largo plazo.

El ser humano es activo y se alimenta correctamente por naturaleza

Intentaré que me entiendas con dos preguntas:

  1. ¿Crees que es normal que pasemos 8 horas al día en la cama, 8 horas al día sentados en la oficina trabajando, 1 o 2 horas sentados en el coche para desplazarnos, 3 horas al día sentados en una mesa para desayunar/comer/cenar, y las pocas horas restantes estemos tan cansado que tengamos que volver a sentarnos en el sofá para «descansar»?
  2. ¿Crees que es normal que teniendo sobrepeso u obesidad, es decir, mucha energía acumulada (por si no lo sabías la grasa o tejido adiposo son los depósitos donde nuestro cuerpo almacena la energía para cuando «la necesitemos»), sigamos teniendo tanta hambre y ganas de seguir acumulando energía?

Las respuesta evidentemente es que NO, no es normal… ¿Pero entonces por qué sucede esto?

La verdadera raíz del problema

Vamos por la vida como pollos sin cabeza: estrés laboral, obligaciones familiares, compromisos sociales… El tiempo nos pasa volando, gestionamos mal nuestras emociones y sufrimos ansiedad. ¿Sabías que el medicamento más vendido en las farmacias son los antidepresivos?

Y además descansamos fatal. Tenemos camas comodísimas para dormir más a gusto que un bebé en brazos y en cambio, por la mañana nos despertamos cansados…

Dicho esto… ¿No crees que es normal que viviendo de esta manera luego no tengamos ningunas ganas de hacer ejercicio o alimentarnos de forma saludable?

¿Qué tenemos que hacer entonces?

Como ves, comprar un quemagrasas no solucionará un problema tan profundo. Lo que tenemos que hacer es centrarnos en mejorar la calidad de nuestro descanso.

Hay que poner el foco en descansar mejor, y eso se puede entrenar.

Llevo muchos años como Entrenador Personal ayudando a la gente a entrenar de forma regular y a mejorar su alimentación, pero aún así, siempre hay casos que no consiguen sus objetivos debido a sus niveles de estrés o ansiedad.

Por eso cada vez he ido mejorando mi servicio y formándome en otros campos para ayudar de una manera más efectiva a mis clientes, hasta el punto de que he diseñado un programa de 6 semanas donde enseñar todo eso: El Programa «42 días con Galo».

Fíjate en las ventajas de mejorar tu Descanso

Si mejoramos nuestra gestión emocional automáticamente mejorará nuestro descanso. Y si mejoramos la calidad del descanso mejorará:

  1. Nuestra relación con la comida: Por lo que mejorará nuestra toma de decisiones a la hora de alimentarnos y dejaremos de comer por ansiedad.
  2. Nuestra relación con el ejercicio: Tendremos más ganas de movernos y ser activos sin la necesidad de tener que obligarnos a entrenar.
  3. Nuestras relaciones personales: Estaremos menos irritables y tendremos más paciencia con la gente de nuestro entorno.
  4. Nuestra productividad en el trabajo: Tendremos más capacidad de atención y haremos trabajos de más calidad en menos tiempo.

¡Si mejoras el descanso automáticamente tendrás más ganas de cuidarte y ser más activ@!

La «fuerza de voluntad» dejará de ser el problema. Simplemente hay que cambiar el enfoque. Y para ello he diseñado el programa «42 días con Galo»: Un programa de 6 semanas donde trabajamos todos estos puntos.

Un «quemagrasas» nunca será una solución si somos capaces de levantar la vista y mirar a largo plazo.

Deja un comentario