EntrenamientoPerder grasa

Entrenamiento Aeróbico ‘vs’ Anaeróbico

Para entender qué son y en qué se diferencian el entrenamiento aeróbico y el anaeróbico debemos hablar un poco de fisiología.

Aclarando conceptos

Explicado de una forma muy simple, el entrenamiento aeróbico es aquel en que la energía para realizar el ejercicio físico proviene de un proceso donde interviene el oxígeno. Por el contrario, en el entrenamiento anaeróbico la energía producida NO DEPENDE del oxígeno.

Si esto se entiende lo demás está «chupado». 😉

Diferencias principales

El entrenamiento aeróbico se basa en actividades donde podemos aportar el suficiente oxígeno al cuerpo de forma constante y sostenida. (Se puede mantener una conversación sin que falte el aire).

El entrenamiento anaeróbico es aquel en el que la intensidad es tan alta que no llega suficiente oxígeno para abastecer las necesidades del cuerpo. Entonces, éste tiene que buscar otras vías metabólicas para obtener energía en las que no se necesite oxígeno. (No se puede mantener una conversación normal).

Normalmente:

El entrenamiento aeróbico es de larga duración e intensidad moderada/baja (ejercicio continuado).

El anaeróbico es de corta duración y alta intensidad (suele ser interválico).

Por ejemplo: un HIIT de 15 minutos es un entrenamiento anaeróbico. Correr a un ritmo moderado durante 1 hora es aeróbico.

¿El más efectivo para perder grasa?

Tradicionalmente la persona que quería adelgazar lo primero que hacía era ponerse las zapatillas deportivas y salir a correr de forma continuada (ejercicio aeróbico) durante un buen rato. Algo fácil, simple y gratis.

Además, siempre se ha dicho que de esta forma DURANTE el ejercicio se quema más % de grasa que en el ejercicio anaeróbico. Y esto es cierto, pero para perder grasa, ¿qué es lo más determinante? ¿El % de grasa que gastas durante el ejercicio o las calorías que gastas en el global del día?

Cómo ya sabes para perder grasa lo más importante es conseguir un DÉFICIT CALÓRICO, es decir, que las calorías que entran en el cuerpo sean menos de las que gastamos.

Si quieres perder grasa con más garantías, descárgate Los 10 Mandamientos para perder grasa y que no vuelva.

En el ejercicio anaeróbico durante la actividad no se quema tanta grasa, pero donde realmente está la clave está en la grasa que quemas post-entrenamiento gracias al famoso EPOC o Efecto Afterburn. Explico qué es en esta entrada.

Conclusiones

  1. Para perder grasa lo más importante es tu estilo de vida.
  2. El entrenamiento aumenta el gasto calórico y por tanto potencia esa pérdida de grasa.
  3. El ejercicio anaeróbico es más interesante que el aeróbico por el efecto EPOC. Eso no significa que el aeróbico no sea efectivo también. Hablamos de optimizar.
  4. No te cases con ningún método. Haz lo que más te guste y si puedes variar mejor.

Si necesitas asesoramiento o un plan de entrenamiento adaptado a tus necesidades consulta el servicio online.